Julián Sanabria, descendiente de pastores, creció al lado de su padre viviendo la profesión muy de cerca, observando cada paso y viendo el cariño que su padre ponía en ella. Por ello decide tomar el relevo y mantener la tradición ganadera, aunque más tarde la abandonaría para dedicarse de lleno a lo que más le fascinaba, el queso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted